En el verano de 2015, el ex Presidente Jimmy Carter reveló que estaba recibiendo tratamiento en el Instituto Oncológico Winship para el melanoma metastásico. En ese momento, Carter pensó que solo le quedaban semanas de vida, pero los médicos de Winship desarrollaron rápidamente un plan de tratamiento para él, comenzando con radiación estereotáctica para controlar los tumores metásticos en su cerebro, y un nuevo fármaco de inmunoterapia que funcionaba sistémicamente.

» Creo que nunca me desvié de un compromiso de hacer lo que mis médicos recomendaron», dijo Carter en una rueda de prensa repleta de personas.

Hoy en día, Carter está prosperando y sigue haciendo el trabajo humanitario por el que es conocido en todo el mundo.

La manera abierta y franca en que el Presidente Carter compartió sus experiencias atrajo la atención del público sobre el progreso que se está logrando en el tratamiento del cáncer y las contribuciones hechas por Winship en ese esfuerzo. Carter ha continuado creando conciencia para apoyar la investigación científica. En 2016, apoyó los esfuerzos de Winship para obtener el estatus integral del Instituto Nacional del Cáncer, diciendo: «Es hora de que Georgia tenga su propio centro integral del cáncer, y Winship está listo para tomar la iniciativa.»